made-in-space

La Estación Espacial Internacional comenzó su andadura allá por el año 1998. La primera tripulación permanente llegó dos años después y ahora, en poco menos de un año, su próximo invitado será una impresora 3D. La NASA en colaboración con la empresa Made in Space utilizará la impresora para realizar ensayos en el espacio de la fabricación de herramientas y piezas de una forma más rápida y eficiente a la convencional.

“La impresora 3D que vamos a enviar a la estación espacial será la primera impresora 3D en el espacio”, asegura Niki Werkehiser, director de proyectos de impresión 3D del Marshall Flight Center de la NASA.

En el siguiente vídeo podéis ver como Werkheiser explica como esta nueva tecnología puede utilizarse en la Estación Internacional y da algunos ejemplo de piezas que pueden realizarse en una impresora 3D con utilidad en la ISS:

Esta impresora será la primera en funcionar en microgravedad y deberá ser lo suficientemente pequeña como para encajar  en la Microgravity Science Glovebox.

La NASA espera que gracias a la tecnología de impresión 3D se elimine el tiempo perdido entre la petición de piezas desde la ISS a la Tierra y el envío de vuelta una vez han sido compradas, verificadas, empaquetadas y reenviadas a la NASA y de ahí de nuevo a la Estación Espacial.

La idea básica es que los ficheros digitales de las piezas necesarias podrían ser “subidos” a la estación espacial para realizar in situ el ensamblaje de las piezas conformando partes más complejas.

Made in Space CTO Jason Dunn displays a 3D Printing Test Experiment.

“Comenzaremos a experimentar con esta primera impresora de plástico, luego cambiaremos a metales y otros tipos de materiales” afirma Werkheiser.

El principal inconveniente de cualquier misión en el espacio de larga duración es que la tripulación no puede abastecerse en cualquier momento de repuestos desde la Tierra. La tecnología de impresión 3D abre un futuro y posibilidades inimaginables en cualquier misión como un viaje a Marte.

Como siempre, la reducción de costes, incremento de eficiencia y recorte del ciclo de diseño son las tres pilares fundamentales del uso de la impresión 3D que se extienden ya fuera de nuestras fronteras terrestres.

En fin, que aún seguimos un poco lejos de la “primera impresora 3D en el espacio”  o el más conocido materializador de Star Trek, pero la tecnología 3D sigue a un ritmo imparable.

Star_Trek_Replicator

Deja un comentario