Desde que vi la película alla por el año… en fin, en aquella época, me convertí en un amante (creo que en parte gracias a la maravillosa de voz de Constantino Romero) del mundo Star Wars o de “La guerra de las galaxias” como llegó a España. Esta saga tiene una legión de seguidores que visten sus diseños, hablan extraños idiomas y se alinean en uno de los sempiternos bandos del bien y del mal. Para todos ellos, y para el resto de los mortales, Disney’s Hollywood studios ha abierto este año los fines de semana Star Wars en lo que se ofrece a los visitantes del parque escanear su caras en 3D e imprimirlas en una figurita emulando a Han Solo congelado en carbonita.

Desde Disney lo denominan “Carbon- Freeze me experience” y forma parte de la iniciativa D-Tech Me.

Para realizar la captura de la cara nos tenemos que introducir en la cámara de congelado en carbonita, en la cual, múltiples cámaras capturan la cara en 3D y se envian al ordenador para su procesado y reconstrucción. Una vez obtenida la imagen 3D se envía a una impresora 3D que crea la figura de unos 20 cm. Todo el proceso dura unas 4 horas para ser congelados para la inmortalidad, aunque desgraciadamente, tendremos que esperar a que nos manden la figura a casa en unas 4 semanas.

Por cierto si alguien se anima, la cámara de congelado en carbonita está situada al lado de “The American Idol experience”.

Cada figura tiene un coste de 99.95$ gastos de envío aparte. Si deseas tener copias adicionales, sólo tendrás que pagar 74.95$ para sentirte como Han y poder regalarlas cual tarjetas de visita…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario