El tamaño sí importa, ¡por supuesto que sí!. Mientras la mayor parte de fabricantes de impresión 3D ponen todos sus esfuerzos en hacer sistemas de impresión lo más pequeños posible, digamos de “sobremesa”, la tecnología voxeljet (voxeljet.de) tiene otras ideas en mente.

La compañia alemana ha desarrollado la VX4000, una impresora 3D capaz de construir pieza de hasta 4,000 x 2,000 x 1,000 mm. Esto supone unas ocho veces más el tamaño convencional de una impresora 3D “común”.

“Podemos hacer modelos del tamaño de un coche deportivo,” afirma el CEO Dr. Ingo Ederer de VoxelJet. “Esto supone al cliente un mundo de posibilidades sin límites. El enorme tamaño de construcicón permite realizar moldes individuales enormes, pero tambien posibilita realizar multitud de piezas de menor tamaño a la vez.”

La VX4000 no pierde velocidad a pesar de su tamaño. Construye piezas de diferentes materiales a una velocidad de 6.5 mm/hr, una velocidad tres veces más rápida que las impresoras 3D de la linea estándar de VoxelJet. Para ello, utiliza un gran cabezal de impresión, que es capaz de imprimir capas de 120 μm con sólo dos pasadas. El sistema está preparado para el trabajo contínuo (24/7) y posee una estructura muy robusta. Su tamaño es de 20 x 4 x 7 metros y está preparado para trabajar de forma contínua, 24 horas al día.

Os dejamos a continuación un esquema de esta macro-impresora 3D, no apta para espacios pequeños.

 

 

Deja un comentario