Los microbots voladores de ciencia ficción se abren paso colándose en nuestro mundo. Para ello, un equipo de robótica de la Universidad de Cornell ha creado unos pequeños insectos robots voladores utilizando una impresora 3D. Ligeros y silenciosos, llegan para quedarse.

Las alas de estos simpáticos robo-insectos son muy finas y ligeras, pero muy resistentes. Anteriormente, el proceso de fabricación de una de estas alitas hubiera consumido mucho tiempo y esfuerzo aplicando el método de prueba-error. Sin embargo, el prototipado rápido ha ayudado a la creación de estas alas, permitiendo replicar las formas y diseño de los insectos reales o virtuales o crear cualquier otra forma imaginable. ¿Lo mejor? se fabrican en pocos minutos.

Los investigadores han creado un insecto volador realizando sus alas en una impresora 3D, cuyo peso es 3.89 grs., que puede mantenerse en el aire por si mismo durante 85 sgs.

Para crear estos ornitopteros, se ha utilizado la impresora 3D Objet Eden 260V. Las alas están fabricadas a partir de una pelicula de polietileno ajustada sobre un marco de fibra de carbono. El “fuselaje”  del insecto se diseñó para sostener un pequeño motorcillo GM14. Para cargar la batería, el insecto se conecta antes de empezar el vuelo a un generador eléctrico.

El trabajo del equipo de Cornell está orientado en la realización de experimentos de propulsión y control en el vuelo de los insectos, para que unavez comprendido su método de vuelo, sea posible poder fabricar pequeños robots con aplicaciones en la vida real.

La replicación de alas de los insectos lleva en el punto de mira de la investigación durante muchos años. Los mayores desafíos se centran siempre en conseguir que el cuerpo sea estable, mantenga la aerodinámica y consiga un vuelo con una duración aceptable. Para este último punto, los investigadores se encuentran con otro problema a solucionar como es el peso de la bateria que alimenta el motor.

Las aplicaciones de estos robots voladores van desde la simple inspección en terrenos devastados por catástrofes naturales como terremotos, tsunamis, incendios etc, al más puro espionaje realizado por las grandes superpotencias militares. Estos últimos se han retratado en novelas y peliculas, que antes considerabamos ciencia-ficción, pero que con el tiempo se convierten en realidades totalmente plausibles.

Así que viendo como adelanta la ciencia, más vale mirar bien antes de dejar entrar en nuestra casa una mariposa u otro inocente insecto.

Os dejamos un video del inocente (hasta que se demuestre lo contrario) “insecto volador”

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=6gM7NZfibJA&feature=player_embedded’]

Deja un comentario