Aunque ya hemos visto a  las impresoras de ZCorp ser utilizadas por los científicos forenses de la serie CSI – New York , lo cierto es que también se usan en el mundo real para trabajos de reconocimiento de restos humanos.

El laboratorio forense más grande del mundo, ubicado en Estados Unidos, utiliza estas impresoras para realizar identificaciones de restos humanos de las guerras de Vietnam y Corea. Gracias a la reconstrucción del cráneo a partir de los restos encontrados y la superposición de imágenes de soldados identificados, son capaces de realizar coincidencias en identificaciones en las que no se pueden utilizar métodos tradicionales: registros dentales, huellas dactilares, restos de ADN, etc.

En otros casos, los cráneos impresos se utilizan para poder trabajar directamente sobre ellos, evitando las sobreexposición o deterioro de los restos forenses que puedan ser necesitados o revisados en un futuro como por ejemplo, evidencias en un juicio.

Para realizar estas recreaciones, en primer lugar se escanean los restos encontrados, generando una imagen digital en 3d que a su vez, se imprime en la ZPrinter. A continuación,  existen dos técnicas básicas para recrear el rostro de la persona. Se puede realizar una reconstrucción manual utilizando marcadores basados en la edad, sexo, raza de la victima y colocando una masilla especial sobre el cráneo o realizar una superposición de una imagen fotográfica de archivo sobre dicho cráneo. Las reconstrucciones manuales se realizan por técnicos especializados como seguramente todos hemos visto en la televisiva “Bones”.

Además de utilizar las impresoras de Zcorp para ayudar a identificar restos humanos, las ZPrinter tienen una gran utilidad en operaciones de cirugía compleja. Los modelos de vértebras y cráneos son impresos antes de la operación, lo cual posibilita al cirujano a visualizar y planear de una forma mucho más precisa cómo se va realizar la intervención. Gracias a estas novedosas técnicas el paciente  se expone mucho menos tiempo a la operación, se utilizan menos recursos del hospital y se agilizan futuras intervenciones. Hace un tiempo, el cirujano podia tener sorpresas inesperadas una vez que se había comenzado la operación,  teniendo incluso que aplazar la intervención a la vista de los nuevos datos encontrados y no planificados.

¿Se agilizarán las listas de espera gracias a las impresoras 3d? Tendremos que esperar un tiempo para verlo, pero al menos estamos en buen camino.

nque ya hemos visto a  las impresoras Zprinter de ZCorp ser utilizadas por los científicos forenses de la serie CSI, lo cierto es que se usan en el mundo real para trabajos de reconocimiento de restos humanos.

El laboratorio forense más grande del mundo, ubicado en Estados Unidos, utiliza estas impresoras para realizar identificaciones de restos humanos de las guerras de Vietnam y Corea. Gracias a la reconstrucción del cráneo a partir de los restos encontrados y la superposición de imágenes de soldados identificados, son capaces de realizar coincidencias en identificaciones en las que no se pueden utilizar métodos tradicionales: registros dentales, huellas dactilares, restos de ADN, etc.

Deja un comentario