Nuestra ropa también se puede imprimir.

La impresión tridimensional puede parecer que tiene poco en común con la sostenibilidad – a primera vista, nada – pero el proceso de prototipado rápido acarrea una serie de sorprendentes eco-beneficios.  Una de las tecnologías más innovadoras utiliza  rayos ultravioletas para fundir capas de polvo termoplástico reciclable sin ningún tipo de desperdicio del material base.  La fabricación centralizada consigue reducir los tiempos de desplazamiento, requiere menos trabajo, y reduce el tiempo de producción a unas pocas horas en lugar de semanas o meses. Toda esta reducción de costes y tiempo se traducen en un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

El diseñador Jiri Evenhuis, en colaboración con Janne Kyttanen de Freedom of Creation, fue el primero en desarrollar la idea de utilizar las impresoras 3d  para fabricar tejidos. “En vez de fabricar las telas por metros y luego proceder a su cortado y cosido para realizar el producto final,  se podría utilizar la impresión 3d, lo cual convierte la necesidad de aguja e hilo en un concepto obsoleto,”  afirma Evenhuis.

La impresión 3D convierte “la necesidad de aguja e hilo en algo obsoleto,” afirma el diseñador Jiri Evenhuis.

Una década después, los diseñadores-investigadores de Freedom of Creation en Amsterdam y Philip Delamore del London College of Fashion están desarrollando estructuras textiles flexibles, que gracias a un software especializado, convierten los datos tridimensionales corporales en tejidos que se adaptan como una segunda piel. Las posibilidades para realizar ropa a medida totalmente personalizada,  son tan amplias como los modelos que pueden ser creados, desde intrincados motivos de Moebius a mallas de punto tupido.

Los tejidos creados por Freedom of Creation se exponen actualmente en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York.

Proceso de impresión 3d: Bolso de mano’ desde Freedom Of Creation en Vimeo.

3 comments for “Nuestra ropa también se puede imprimir.

  1. 25 julio 2011 at 13:48

    d

Deja un comentario