Un par de artículos  atrás, hablabamos del futuro de la impresión 3D y de su gran aceptación en el mundo del cine como ya pudimos ver en la increible Avatar. Parece que la aparición de impresoras 3D que crean literalmente objetos hechos a medida para los actores va a ser un tónica general en cualquier pelicula de acción que se precie.

Por su parte Robert Downey, Jr.  se convierte de nuevo en el superhéroe más cibernético de la pantalla – IronMan -gracias a los conocimientos de ingeniería de su personaje. De nuevo, el despliegue de la tecnología de impresión 3D  al servicio del mundo del cine ha hecho posible una segunda parte del filme con más acción y mejores efectos especiales.

Objet vuelve a ser “objeto” de nuestro artículo, ya que la compañía de producción Legacy Effects ha creado el traje de IronMan gracias a la impresión 3D, además del utilizado por su némesis Whiplash. Esta armadura de cuerpo completo se ha creado uniendo piezas salidas directamente de la impresora 3D de Objet, tras un simple proceso de pintado. Todas las piezas se diseñaron para que fueran lo más duraderas y cómodas para los actores, ya que son varias las escenas de lucha agotadora que deben realizar portándolas.

Tecnología que se adapta como un guante

Robert Downey, Jr. está especialmente agradecido a esta tecnologia. Aún recuerda el primer film de Iron Man, que tuvo lugar antes de que Legacy Effect y Objet tomaran el relevo. El actor tenía constantes problemas con los guantes que debía vestir, ya que eran extremadamente rígidos y dificultaban cualquier maniobra en escena.

Para la secuela, la compañia de producción escaneó las manos de Robert y utilizo la impresora 3D de Objet para crear unos guantes totalmente flexibles y con un grosor mínimo. El actor se quedó gratamente sorprendido con el cambio y no tuvo ningún problema al tener que trabajar con ellos puestos durante horas.

La fiebre del 3d, en los cines y detrás de las cámaras

Jason Lopes, ingeniero de sistemas de Legacy Effects cree que la impresión  3D no es aún un elemento común en el cine pero que sí lo será en futuro inmediato. “En el mundo de la realidad virtual sólo necesitas un ordenador, pero en el mundo real necesitas a menudo que haya piezas hechas a medida de personas reales casi de forma inmediata. Gracias a Objet, esto es posible con un botón”.

  1. Eduardo says:

    Todo hace indicar que los precios de la impresión 3D seguirán reduciéndose en los próximos meses. Seguro que esta tecnología irá dando mucho que hablar a medida que se extienda su uso.

  2. admin says:

    Estoy de acuerdo. Se habla ya de que los grandes de este mercado, desde el punto de vista del crecimiento (no del tamaño de sus juguetes) lanzarán productos nuevos y tal vez más económicos antes de final de año.

    Empiezan a pisarse unos a otros (la ZBuilder de Zcorp intenta pisar a la Alaris30 de Objet) y eso va a provocar, espero, una guerra de precios.

    ¡Y mis ojos que lo vean! :)

  3. Jon says:

    Es increible el avance de la tecnología 3d en los ultimos años, lástima que en España no esté demasiado extendida. Además del cine se me ocurren mil usos para estas impresoras.

  4. Ipad says:

    Lo 3D está de moda. Esto de la impresión 3D es sólo una parte. Los videojuegos, los escáneres 3D, si hasta google muestra planos tridimensionales de ciudades. Algún día tendremos cámaras de fotos 3D, igual que ahora tenemos reflex digitales (impensable hace algunos años) e imprimiremos nuestras fotos 3D en impresoras 3D domésticas.

Deja un comentario