La tecnología 3d no deja de sorprendernos, pero en esta ocasión ha dado un paso hacia otra dimensión. Hemos visto impresoras que imprimen en roca, crean alienígenas azules, armaduras de superhéroes o piezas funcionales de cualquier tipo. Esta vez la tecnología ha dado un paso más alla gracias al trabajo de los científicos que trabajan con la Organovo Novogen, la primera impresora capaz de imprimir venas humanas.

La idea esencial es utilizar la impresora 3d en medicina regenerativa. En vez de depender de las donaciones de otra persona, la impresora simplemente imprimiría la “pieza” que necesitaramos.

La impresora se carga con cartuchos de “bio-tinta” que actua como material de soporte para que las células mantengan la forma deseada. Un potente ordenador controla la impresora a la que envía el modelo a imprimir, construyéndolo capa a capa.

Gracias a este primer pequeño éxito de la impresión de una vena humana, los científicos miran ya como conseguir orgános de mayor tamaño. Obviamente la impresión de un corazón completo o de un pulmón aún está muy lejos, pero de momento la tecnología ya nos ha brindado un vena por la que empezar.

En un futuro próximo, ya no hará falta esperar a que alguien muera para salvar una vida, quizá simplemente tendremos que esperar a que nos impriman una valvula para nuestra corazón hecha a medida, sin incompatibilidades y sin esperas. Sólo serán necesarias algunas células sanas del órgano a reemplazar.

¿Estamos entrando en la era de los cuerpos biónicos impresos a medida?. Como siempre sólo hay que esperar…

Deja un comentario